domingo, 26 de diciembre de 2010

CARPE DIEM 13

Capitulo 47


Cuando olía buenos machos, en el bar, o en la calle, Fernadina, se subía las faldas lo suficiente para mostrar su pantorrillas, o se desabrochaba un botón de la camisa, mostrando el escote insinuante…la líbido lunar, era una cruz que no llevaba bien; sobre todo, cuando no podía comerse nada.
Decididamente, la madurez, la llevaba por mal camino..
Su poderoso instinto, fue su perdición…
No dejaba escapar la menor oportunidad.
La experiencia adquirida, con el paso de los años, la convirtió en una sagaz y atrevida mujer.
Sabía cómo manejarse en cualquiera de las situaciones , por extrañas e inesperadas que fueran.
Cuando era necesario, callaba y miraba de soslayo; en otras ocasiones, era abierta, empática y mostraba la más bella de sus sonrisas.
Sabía que eso, encadilaba a hombres y mujeres.
Sin embargo, pesar de sus estrategias, muchas veces , no conseguía su objetivo.
Lejos de frustrarse, dejaba pasar los días ,acumulando sabiduría; y a base de versos, sacaba conclusiones; para no volver a fracasar.





Capitulo 48

Múltiples lunas nocturnas, transcurrían por su mirada, inspirándole poemas, palabras que luego escribía…
Así pasaban los días, a veces llenos, rebosantes de amor; otros , estaba sola, porque no tenía más remedio, o porque le apetecía.
Esos solitarios momentos, eran especiales; y cuando más escribía, y más creativa se sentía.
Y escribió:
Somos gatos al sol de nuestra pesadumbre; a pesar de todo, mansos…
Asomamos nuestra triste imagen, al calor ajeno, por ver si nos miran.
Sonreímos a escondidas, acariciando deseos, imaginando besos;
Escribiendo versos en la vaporosa ventana del olvido…
Mantengo la distancia huyendo de mi piel, para que el viento se lleve la tristeza.
Entonces , sopla con orgullo y esmero, oyendo mis deseos.
Yo me voy muy lejos.
¡¡Redonda está mi alma, con el ritmo del piano , voltea y me rodea bailando sin piedad, suspirando deseos..¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario