jueves, 16 de enero de 2014

SILENCIO OTOÑAL.

SILENCIO OTOÑAL.

Así de impertinente y afable es el silencio.
Como la noche, aún calurosa
de septiembre,
golpeándome con los nudillos de sus dulces manos,
en la sien.
Súbitamente siento su mansedumbre,
y la dulzura...
Ese silencio mio,
que me acompaña siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario