domingo, 18 de mayo de 2014

DESMADEJANDO...


Desmadejando arena,
crepúsculos del tiempo,
corazón en apuros,
latido secundario
entre silencios.
Desmadejando versos,
el mar, olas al viento.
Desdibujo sonrisas,
llenando el universo…
Otrora aprendí a besos,
ahora que los siento.
Desmadejando a pasos, las huellas,
y te pienso…
Que resbala el azul,
de la luna por dentro,
entre luces y sombras,
anduvo el pensamiento.
Marcan a sangre y fuego,
tus voces sin sosiego.
Oscuros que me llaman
los pasos en la playa,
se duermen si te veo,
descansan y se agrupan ,
cabalgando…
Hasta luego, más tarde,
desmadejando vengo,
en el atardecer…
más difícil lo veo.
Qué corto es el recreo…
recorrer en susurros, muy despacio,
como a veces te leo.
Sonidos de campana,
voces en la mañana,
desmadejan los sueños.
En el columpio verde,
se mecían los sueños,
que fluían sin tiempo.
Desmadejando el ritmo,
de tu piel en suspenso,
bailando siemprevivas,
primaveras al viento,
perfumes de tu boca,
llenándome de besos…
Alguien nos vio de lejos,
amándonos a oscuras,
sombras solo en el viento.
Despojándose el alma,
alboreando luego…
Respirando muy hondo,
cantaba el sentimiento.
desmadejando siempre ,
la voz entre recuerdos,
que huye presurosa,
entre nubes y rosas,
que cedían al viento,
llenas de corazón,
implicando respetos.
Desmadejando velas,
que no llegan a puerto,
mil peces de colores,
que no tienen remedio,
suben por las paredes,
del corazón abierto…
Alas les diste tú,
con la piel del silencio.
Caricias a la luna,
sonajeros al viento
alas les diste tú.
Desmadejando el hielo,
el frío que se fue,
cálidamente, es cierto…
Por la ventana abierta,
entre sombras y fuego,
le cantaré a tus ojos,
y me mirarán luego,
cuando yo no los vea,
cuando ya no te veo.
Desmadejando el día,
así paso mi tiempo,
perfumando la estancia,
llenando mis silencios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario