lunes, 2 de junio de 2014

LA MARIPOSA EFÍMERA.



Entre los dedos,
se escapó al paraíso;
por mi mala cabeza…
Resbaló entre los dedos,
como el aceite,
volando a duras penas,
entre el balcón y el suelo.

Se escapó entre suspiros,
recitándole versos,
de perdón,
en los hilos del viento,
se columpia su alma,
 mi sentimiento…

No hay comentarios:

Publicar un comentario