jueves, 9 de octubre de 2014

TODOS LOS SECRETOS

Adiós; todos los secretos me fueron revelados.
Supe porqué las olas del mar van y vienen.
También me enseñaron como el dolor puede sanar a una persona...
Aprendí a tumbarme en la hierba,y ver como las nubes rosas están sobre mi cabeza, y el cielo azul, y la tarde.
Vi el caer de las hojas en otoño, su color me estremeció.
El vuelo de las gaviotas, su vientre blando y su graznido.
Anduve día y noche los puentes del río, viendo pasar el agua y los barcos.
En los barco observé hombres don cara de pez, la cara del río en la tarde.
Comprendí porqué los niños me venían a ver al hospital, y les gustaba compartir conmigo bolitas de chocolate, melones y flores.Su sonrisa saltaba por las camas blancas. ¿recuerdas Cristian?
Me dijeron que se oye el silencio bajo los árboles de Norfolk.
Pero a veces el viento fuerte del Norte, me levantaba las faldas y se llevaba los pétalos de las flores.
Escuché el tic-tac de todos los relojes, incluso los de arena.descubrí que mis pies hacen ruido cuando ando. Aprendí a liar cigarrillos que saben a madreselva y mariguana, también me mostraron la risa de los ancianos y de sus gafas.Conocí el color de los insectos, los gusanos de seda, las mariquitas y las mariposas.Cogí cucarachas con mis manos y sentí sus patas cosquilleando mi piel.Caracoles de todos los tamaños, babeando sobre mis brazos.Aprendí a hacer pasteles y a tejer.
También me enseñaron a cultivar la tierra y a sonreir después de una noche de tormenta triste. Canciones nuevas de lenguaje antiguo,bailes de pueblo y pastel de manzana.Té con sabor a bosque y margaritas.Hierbas aromáticas y raros brebajes para el dolor.
Supe el valor del dólar y de la libra esterlina.Y vi que no sirven para nada.
Me enseñaron que el mar es gris y furioso.Que se debe decir las verdades con dulzura a los cuatro vientos.Que los gatos blancos tienen la piel suave.Que las vacas aún dan leche y lo caballos saltan.Descubrí que los niños lloran y las madres no saben besarles los ojos y conquistar de nuevo su sonrisa.(Este fué un secreto que se lo enseñé yo)
Aún se oyen las campanas de la iglesia del pueblo.El otoño es amarillo y no lo sabía.Vi que las arañas quieren a las moscas columpiándose en sus hilos, en sus redes trnasparentes e invisibles.
Los ratones solo viven en el piso de abajo. Escuché las notas del piano de Jenny, lentas y suaves.
La caricia de tu piel blanca y los besos con margaritas en la boca, sobre la hierba del Hyde Park. Y en tus ojos la pureza de un niño. Te amé si temor ni reparos. No te quiero evitar
Todos estos secretos maravillosamente revelados, una noche en Inglaterra.
Septiembre 1975. Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario