miércoles, 22 de abril de 2015

EN ESA SOLEDAD.




En esa soledad,
llena de lluvia,
el olor a retama ,
me inundaba.

El domingo nublado 
de esta tarde,
se asemeja a tu piel
cuando me besas...
húmeda boca,
que me seducía;
y a cada instante´
la belleza toca
delicadamente
con su mirada frágil.

En esa soledad llena de lluvia,
el sol a penas
asomó ese día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario