sábado, 5 de diciembre de 2015

DARDOS ENAMORADOS




Cuarenta y ocho años indagando
el corazón del lenguaje.

De vez en cuando,
salen bellas palabras…

A veces doy en el clavo,
lanzo dardos enamorados,
que envenenan el alma,
de placer o tristeza.


1 comentario: