domingo, 24 de julio de 2016

DOMINGO, OCHO DE LA MAÑANA.




Con los pies en “Ulises”
de Joyce,
y el boli en la mano derecha,
hago mi primer poema de hoy…
Se me acaban las páginas del cuaderno.

He de escribir en servilletas,
lo del teclado virtual,
no me seduce.

No renuncio a los orígenes.
Papel, tinta, sentimientos ;
las emociones tiemblan,
en la página en blanco.

El amor de mis manos,
acaricia con palabras,
el espacio vacío.

2 comentarios: